7 de julio de 2011

FELÍZ CUMPLEAÑOS 71: RINGO STARR!!!

Dear Ringo:

Hoy en tu aniversario numero 71,quiciera decirte que tanto mi esposa Lydia como yo,te admiramos tanto, por ser de los mejores bateristas de rock,ya que tu no tocas con las manos tocas con el alma,llevas el ritmo al compas del corazon ,aunque tuviste una infancia muy dificil por falta de educacion aun asi lograste alcanzar tus sueños tomando tus decisiones conforme te dictaba tu sentir no tu pensar,y fueron esas decisiones las que te llevaron de formar parte del mejor grupo de Liverpool a formar parte del mejor grupo de la historia,aunque ni tu ni tus compañeros lo supieran en su momento y ni se lo imaginaran,ustedes aun estando vivos lograron convertirse en leyendas,tanto por su musica,como su genialidad,sus idealismos y sobre todo el carisma de cada uno.
Quizas si no hubieras sido musico,la hubieras hecho grande de actor,porque dejame decirte que tu forma de "actuar naturalmente" te hace de los mejores actores de hollywood que cualquiera de los de ahora,tu haces hasta que nos encariñemos del personaje en el caso de atuk de caverman o lo odiemos en el caso de tu personaje de Blindman,nos de risa como el de The Magic Christian o nos de ternura como la tortuga de Alice in wonderland,o hasta llegar a exitar como el jardinero mexicano de Candy,solo tu puedes lograr eso en nosotros,por tu grandioso carisma que sigue siendo de aquel chico de Liverpool,que nos emociono con I wanna be your man y no el de un señor padre de familia y abuelo de ya 71 años...que aun asi eres un grandioso papa y eso no lo digo yo,lo dicen tus hijos y tu ex esposa Maureen (q.e.p.d.).
En verdad Ringo eres de mis ejemplos a seguir como hombre,el superar tu adiccion al alcohol y a las drogas y estar sobrio por mas de 20 años,es digno de admirarse.
Ya para terminar,solo te quiero decir que mi familia,amigos y los Beatlemanos en general,sean seguidores de John,Paul o George,te deseamos el mejor de tus cumpleaños (aunque estaras trabajando en la ciudad que los vio nacer "hamburgo") y una larga y prospera vida,que aun exista Richard Starkey para muchos años más.























=Hare Krishna=

3 de julio de 2011

40 AÑOS SIN EL GRAN "REY LAGARTO" JIM MORRISON

HOLA,ANTES QUE TODO ME PRESENTO...SOY JORGE HERNANDEZ EL ESPOSO DE LYDIA LA DUEÑA DE ESTE BLOG,POR EL MOMENTO NO PUEDE ELLA SUBIR ESTE HOMENAJE PARA UNO DE SUS TANTOS IDOLOS COMO ES JIM MORRISON YA QUE SE ENCUENTRA HOSPITALIZADA POR LOS DOLORES DE CABEZA QUE LE AQUEJABAN DESDE HACE UNOS DIAS Y ME PIDIO DE FAVOR SUBIR ESTE SENCILLO PERO EMOTIVO ESPECIAL DE JIM,ESPERO LES AGRADE Y SUPONGO QUE PARA EL 7 DE JULIO IGUAL SUBIRE ESPECIAL DE RINGO POR SU 71 ANIVERSARIO.
ESPERO LES AGRADE EL ESPECIAL Y COMENTEN,DE ANTEMANO GRACIAS POR SUS PALABRAS DE ALIENTO HACIA MI MUJER,ES BUENO SABER QUE APESAR DE QUE NO LA CONOCEN EN PERSONA LE TENGAN TANTO CARIÑO,SE LOS AGRADESCO ENORMEMENTE.

James Douglas "Jim" Morrison Clarke (Melbourne, Estados Unidos, 8 de diciembre de 1943París, Francia, 3 de julio de 1971), fue un poeta, cantante y actor estadounidense, célebre por ser el vocalista del influyente grupo de rock psicodélico The Doors


El ´Rey Lagarto´,cumple cuarenta años de desaparecido, pero sigue vivo como un ícono del rock and roll.
Cuatro décadas después de su muerte en París a los 27 años, el magnetismo del misterio sigue arropando
la figura de Jim Morrison, el poeta que lideró The Doors y que trascendió a la escena musical para convertirse en un prominente ícono de la generación maldita del rock and roll.
Uno de los mayores fetiches de Morrison grabados en las calles de París es el número 17 de la rue de Beautreillis, un inmueble haussmaniano de cinco alturas cercano a la Plaza de los Vosgos.
Se trata del último lugar donde habitó durante sus cuatro meses de residencia en la ciudad y donde fue declarado muerto por paro cardíaco, aunque nunca se le practicó la autopsia, lo que ha generado rocambolescas teorías sobre su muerte.
Sam Bernet, autor de varios libros sobre The Doors y propietario de la extinta sala Rock"n Roll Circus, sostiene que Morrison falleció en su bar y que él mismo fue uno de los que le trasladaron desde la discoteca hasta su casa.
"Yo estaba entre las tres personas que le encontraron muerto en los lavabos de la discoteca", dice Bernet, quien asegura que un cliente y médico "constató el deceso por sobredosis" de heroína.
Hay también quienes sospechan que Jim Morrison nunca falleció, y quienes creen que su padre, militar de profesión, sustrajo el cuerpo del sepulcro y lo repatrió a Estados Unidos clandestinamente.
"En el fondo de mi corazón, no quiero pensar que murió de sobredosis. Jim era mejor que todo eso", comenta Sandy Babtist.
"El Rey Lagarto", aficionado a consumir drogas psicotrópicas como la marihuana, el LSD o el peyote para adentrarse en experiencias chamánicas, había llegado a París convertido en un obeso, alcohólico y desaliñado, para centrarse en su poesía. Corría marzo de 1971.
Era un Morrison ajeno al joven sensual y provocador que poco antes hechizaba en los escenarios con sus pantalones ajustados de cuero y sus improvisaciones poéticas.
"Sin "The Doors", Jim solo habría sido un borracho y un adicto como todos nosotros", bromea Caataa Reed, que ha volado desde Australia para conmemorar en París su aniversario.
Un año antes de llegar a Francia, Morrison había sido condenado por conducta lasciva y libidinosa durante un concierto en Miami, aunque logró evitar la cárcel con apelaciones y una fianza de 50.000 dólares.
El universo del rock se había enrarecido con las muertes casi consecutivas de Jimi Hendrix y de Janis Joplin, y "Jimbo" se refugió en París con su novia Pamela Courson, quien poco después le encontraría muerto en su bañera.
"Jim no habría ido a París si no hubiera ocurrido toda esa mierda de Miami", lamenta Baptist al recordar cómo terminó la espiral de éxito y autodestrucción de aquel estudiante de cine de la Universidad de Los Ángeles (UCLA) que a los 21 años fundó un grupo llamado "The Doors" y con el que llegó a cotas de popularidad reservadas solo a un puñado de leyendas del rock.
Jim Morrison es uno de los auténticos grandes de la cultura popular, y más aún: un creador indómito, un exhibicionista con corazón de freak, un niño y un viejo, una bella-bestia, un loco muy cuerdo (y no al contrario), un genio accesible y elusivo. Transparente y secreto. Inocente y culpable. Un creador mayúsculo con duración de canción pop: ardió y se consumió.
La figura del padre, militar, emerge justificando la fantasía edíptica y repitiendo otro de los tópicos de la creación pura: la represión, anterior y por tanto eterna. Morrison la combatía con electroshock de versos y con una inocencia que obviamente se cargó el cinismo pop: una sensibilidad normal no puede soportar la cultura de masas sin mandarla a tomar por estupides. Allí donde Dylan eligió la invisibilidad, los Stones el negocio, McCartney la adaptación y Lennon lo contrario, Jim Morrison optó, conscientemente o no, por coger la puerta.
El brutal magnetismo del catálogo de la banda, más allá de los pecados formales de la cultura hippie. Es música que trabaja a distintos niveles, que comunica lo mismo con masas que con minorías, para indios y para vaqueros. Parece mentira que Morrison desconfiara tanto de su propia garganta -aunque la respuesta está en sus directos, donde suele cantar forzado, en huida-.
Es importante hacer notar que Morrison abandonó la carrera musical en su momento de mayor popularidad, cuando The Doors estaba convirtiéndose en el único grupo norteamericano que competía con éxito con las grandes bandas como The Beatles o The Rolling Stones.








=Hare Krishna=