19 de abril de 2011

Un Pekeño Homenaje a Una Gran Mujer: Linda Eastman McCartney

Hola,Como veran hoy inicio en esta etapa del blog y ke mejor ke iniciarlo con un pekeño homenaje a la mujer ke más admiro (aparte de mi mamá). Linda Louise Eastman McCartney,ke hace ya 13 años se marcho de este mundo material,y pss por la red me encontre esta carta ke Paul le escribio poco tiempo despues de que Linda dejara este mundo:


Éste es un dolor abrumador para mi familia y para mí.
Linda era, y aún es, el amor de mi vida, y los dos últimos años que pasamos batallando contra su enfermedad han sido una pesadilla.
Ella nunca se quejó y conservó siempre la esperanza de poder superar la enfermedad. Nuestros hermosos hijos -Heather, Mary, Stella y james- han significado una fuerza increíble durante este tiempo, y Linda sigue viviendo en todos ellos.
El coraje que mostró para luchar por sus causas del vegetarianismo y el bienestar de los animales fue increíble. ¿Cuántas mujeres podemos nombrar que sin ayuda de nadie se hayan enfrentado a opositores como la Comisión de Carne y Ganado, arriesgándose a ser objeto de burla, y aun así hayan triunfado?.
La gente que no la conocía bien, porque ella era una persona muy reservada, solo veía la punta del iceberg. Linda era la mujer más bondadosa que yo haya conocido en mi vida; la más inocente.
Para ella, todos los animales eran como personajes de Disney, y dignos de amor y respeto.
Era la más tenaz de las mujeres, y no le importaba un bledo lo que pensaran los demás.
No se dejó impresionar por el hecho de ser Lady McCartney. Cuando le preguntaban si la gente la llamaba Lady McCartney, respondía: "Una vez alguien lo hizo... creo".
Tengo el privilegio de haber sido su amante durante treinta años, y en todo ese tiempo, salvo una sola ausencia forzosa, nunca pasamos una sola noche separados. Cuando la gente preguntaba ¿por qué?, decíamos: "¿Para qué?".
Como fotógrafa hay pocos que puedan rivalizar con ella. Sus fotografías muestran una intensa
honestidad, un ojo poco común para la belleza.
Como madre fue la mejor. Siempre dijímos que todo lo que queríamos para los chicos era que
llegaran a tener buen corazón, y lo tienen. Nuestra familia es tan unida que el fallecimiento de Linda ha dejado un enorme vacío en nuestra vida. No lo superaremos nunca, pero creo que llegaremos a aceptarlo.
El homenaje que más le habría gustado sería que la gente se hiciera vegetariana, lo cual, con la vasta variedad de alimentos disponibles hoy en día, es más facill de lo que muchos creen. Ella se dedicó a la fabricación de alimentos por una única razón: para salvar a los animales del cruel tratamiento a que los somenten nuestra sociedad y nuestras tradiciones. Aunque no se me ocurre ninguna otra persona con menos probabilidades de dedicarse a los negocios, Linda trabajó incansablemente por los derechos de los animales y se convirtió en una magnate del ámbito alimentario. Cuando le informaron que una empresa rival había copiado uno de sus productos, lo único que dijo fue: "Genial; ahora puedo jubilarme".
 No se dedicaba a eso por el dinero.
Al final, se fue rápidamente, con muy poco sufrimiento, y rodeada por sus seres queridos. Los chicos
y yo estábamos allí cuando ella cruzó la frontera. Todos pudimos decirle cuánto la queríamos.
Por último, le dije: "Estás montando tu hermosa Yegua Appaloosa, Es un lindo día de primavera. Vamos cabalgando por el bosque. Las campanillas están todas en flor, y el cielo es azul claro".
Apenas había llegado al final de la oración, cuando ella cerró los ojos y se marchó suavemente.
Linda era única, y el mundo es un lugar mejor por haberla conocido. Su mensaje de amor seguirá viviendo en nuestros corazones para siempre.
Te amo, Linda.
Paul.









=Hare Krishna=